MANIPULACION DE PLAGUICIDAS

Blog de Josep Serrano Albir

Avances científicos contra la Varroa

Publicado por Josep en 23 diciembre 2010

Científicos en el Reino Unido develaron un nuevo tipo de plaguicida para eliminar una especie de parásito que ha diezmado las colonias de abejas en el mundo.

 

Los investigadores de la Universidad de Aberdeen, en Escocia, afirman que el fármaco genético actúa sobre el sistema inmune del ácaro destructor varroa, engañándolo para que se autoelimine sin dañar el organismo de las abejas.

El plaguicida podría renovar la batalla contra el ácaro responsable de reducir la población apícola, situación que afecta la polinización de las plantas en el mundo.

 

Varroa:

(Varroa destructor) es un ácaro con el cuerpo dividido en dos regiones o tagmas: gnatosoma e idiosoma. El gnatosoma se localiza antero-ventralmente y está formado por las piezas bucales: 2 pedipalpos sensoriales y 2 quelíceros. Los quelíceros de las hembras tiene su parte distal (segmento 3º) móvil y provista de dos pequeños dientes, en el caso de los machos este tercer segmento está modificado en una estructura con forma de cánula, que utiliza para transferir los espermatozoides a la genitalia de la hembra.

El idiosoma incluye los escudos dorsal y ventrales, además está provisto de cuatro pares de patas terminadas en unas estructuras que facilitan su adherencia al hospedador. Esta especie tiene un claro dimorfismo sexual: (I) las hembras cuentan con un cuerpo elipsoidal de color castaño, deprimido dorso-ventralmente y con un diámetro mayor de 1,5 ± 0,036 mm. (II) Los machos son de menor tamaño que las hembras, su morfología es periforme y con el cuerpo de color amarillo claro. Los machos mueren cuando la celdilla de cría es desoperculada y nace la abeja adulta.

El cuerpo, incluyendo las patas y piezas bucales, está recubierto de diferentes tipos de "pelos", algunos de ellos de tipo sensorial; suelen ser mecano o quimiorreceptores. Además el primer par de patas (patas frontales) no las suelen usar para moverse, frecuentemente están elevadas y cuentan con diferentes tipos de receptores. Realmente son estructuras de similar función a las antenas de los insectos. En estas patas se localizan sensilas olfatorias y gustativas, además cuentan con receptores de humedad y temperatura.

 

varroa sobre larva  

Varroosis (varroasis). Tanto apicultores como científicos coinciden en afirmar que actualmente la varroosis es el principal problema al que se enfrenta la apicultura occidental. El parásito está presente en la mayoría de los países en los que se practica la apicultura utilizando la especie Apis mellifera.

Esta enfermedad es una parasitosis externa producida por el ácaro Varroa destructor (hasta el año 2000 se utilizó el nombre de Varroa jacobsoni), ectoparásito que se alimenta de la hemolinfa de las abejas adultas y de la cría. Fue descubierto en Java en 1904 por A. C. Oudemans y originariamente atacaba la cría de zánganos de Apis cerana, pero en los años 40 ó 50 entró en contacto con A. mellifera y pasó a ella como huésped. En su dispersión por el planeta alcanzó Japón y China en los años 1950 y 1960, llegó a Europa a finales de los años 60 o principios de los 70 del siglo XX y a Norte América en los años 80 del mismo siglo. Este ácaro entró en España en el año 1985.

 

Cuando el grado de infestación es bajo resulta difícil percibir los parásitos sobre las abejas. El diagnóstico se puede realizar introduciendo una muestra de abejas en un bote conteniendo agua templada con un 1 % de jabón líquido, se agita el bote durante unos minutos, las varroas se desprenden de los animales y pueden observarse en el fondo del recipiente. Se considera que el grado de parasitación es leve cuando la tasa de infestación es inferior al 5%. Con una tasa de infestación de entre 5-10% la colonia está seriamente afectada aunque no observemos una sintomatología preocupante. Con una tasa de entre un 10 y un 20% son evidentes alteraciones morfológicas en los animales y si la tasa es superior al 20% la viabilidad de la colonia se encuentra bastante cuestionada. Si la tasa de infestación es superior al 30% podemos considerar la colonia como perdida.

varroa

El tratamiento con un producto sistémico que contenga un acaricida se debe realizar cuando no hay cría en la colmena. Uno de los más utilizados es el piretroide tau-fluvalinato (Apistan®, Klartan® o Mavrik®), es muy importante recordar que solamente el Apistan® está registrado para uso apícola. La flumetrina es una piretrina similar al tau-fluvalinato que se comercializa con el nombre comercial de Bayvarol©. El problema actual con estos y otros principios activos es la aparición de poblaciones de ácaros resistentes, de hecho los primeros datos de resistencia al fluvalinato son de hace 15 años.

Otro acaricida utilizado es una formamida denominada amitraz (uno de los tratamientos autorizados en apicultura recibe el nombre de Apivar®), pero como en el caso del tau-fluvalinato están apareciendo resistencias al principio activo, además y para complicar algo más el panorama se está cuestionando su toxicidad para el hombre. El cumafós es un compuesto organofosforado (Checkmite©, Asuntol©, Perizin©) que también se está empleando como un eficaz acaricida, aunque como en los casos anteriores también se han descrito resistencias.

La normativa vigente (Real Decreto 608/2006) obliga a realizar al menos un tratamiento preventivo a finales de verano o comienzos del otoño (septiembre-noviembre). También es muy importante tener en cuenta que el incremento de la resistencia a los acaricidas descritos obliga a realizar rotaciones en su uso. El uso reiterativo del mismo producto (principio activo) sólo ayuda a incrementar la resistencia de varroa, es mucho más recomendable cambiar de molécula cuando falla un tratamiento.

Visto que los productos acaricidas no son la panacea, hay que buscar la máxima efectividad de los tratamientos. Para conseguir este propósito tenemos que seguir las siguientes recomendaciones:
1. Todos los apicultores de una zona deben de aplicar los tratamientos simultáneamente.
2. Intentar usar más de un principio activo de forma alternativa. Si se realizan dos tratamientos anuales recomendamos no usar en los dos la misma sustancia, además nunca se deben de aplicar dos principios activos de forma simultánea.
3. Si un tratamiento no es eficaz nunca se debe de repetir con la misma sustancia, ni con una dosis mayor, ni con mayor frecuencia.
4. No dejar nunca que un determinado producto permanezca de forma indefinida en la colmena, es la mejor opción que podemos seguir si queremos que aparezcan de forma muy rápida varroas resistentes.

Como alternativa a los tratamientos tradicionales y a la aparición de resistencias se está recurriendo al uso de diferentes productos denominados "alternativos" o "naturales", o bien aplicar diferentes medidas de manejo. Los compuestos naturales de mayor eficacia son: ácido fórmico, ácido láctico, ácido oxálico y timol. Las ventaja de estos productos son: (I) tienen una eficacia suficiente contra varroa, (II) un bajo riesgo de residuos o de contaminación de los productos apícolas y (III) baja probabilidad de aparición de resistencias después de tratamientos repetidos. Pero no todo son ventajas, también hay inconvenientes: (I) aunque existen diferentes presentaciones, la forma de aplicación tiene un gran efecto en el resultado final obtenido, (II) los límites entre dosis eficaz y toxicidad para las abejas son muy estrechos, por este motivo hay que ser muy cuidadoso en la forma de uso. Un dato más, los ácidos láctico y oxálico se tienen que aplicar en colmenas sin cría.

De los productos naturales citados el timol es una de las opciones más recomendables. Para aplicarlo hay que cuidar la dosis y usar un sistema que permita una liberación progresiva del principio activo. Nosotros recomendamos para las colmenas tipo Layens, mezclar 1 g de aceite por cada 2,5 g de timol puro de la siguiente forma: calentar el aceite hasta 65º C, añadir el timol y remover hasta que se disuelva. A continuación se enfría la mezcla hasta los 40-45º C y en este momento se sumergen en la misma tiras de cartón durante varios minutos para que se impregnen de la mezcla. Posteriormente se dejan escurrir y se guardan en un envase hermético y en un lugar fresco.

La dosis máxima recomendada es de dos tiras por colmena que contenga un mínimo de 8 cuadros de abejas. Se repite un segundo tratamiento con un intervalo de 8-12 días y excepcionalmente puede darse un tercer tratamiento.

Después de realizar un tratamiento contra varroa, si se siguen observando abejas portando ácaros no significa necesariamente que fallara el tratamiento aplicado, debido a que la eficacia nunca alcanza el 98%. Hay que valorar como se realizó éste y observar la evolución de la colmena. Si aparece resistencia no se debe nunca tratar con el mismo producto, sino que hay que cambiarlo por otro alternativo. También pueden existir síntomas equívocos, por ejemplo, abejas con alas deformadas. En una colmena donde la cantidad de varroa no sea excesiva puede ser señal no de varroasis (nuestra suposición lógica), sino de virosis.

 

varroa

 

Una determinada colmena puede ser tolerante a varroa por una de las siguientes causas:+

1. Bajo nivel de reproducción del parásito.
a. Alta infertilidad o baja tasa reproductiva de varroa (número de descendientes viables en cada ciclo de cría).
b. El tiempo de operculación de las celdillas es más corto de lo habitual o bien varroa se reproduce muy tarde, por lo tanto las nuevas varroas mueren por inmadurez.
c. Las hembras de varroa realizan menos ciclos reproductivos de los habituales.

2. Alta mortandad de los parásitos.
a. Las abejas atacan a los parásitos situados sobre sus compañeras (comportamiento de "grooming" o acicalamiento).
b. Las abejas extraen un elevado porcentaje de la cría parasitada (comportamiento higiénico).
c. Las varroas tienen una alta tasa de mortalidad debido a algún factor ambiental, como por ejemplo, las altas temperaturas.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 81 seguidores

%d personas les gusta esto: